Las plantas necesitan agua para vivir, sin embargo es muy probable que el agua de riego que utilices sea una fuente de problemas. Las plantas reaccionan a esta situación con un debilitamiento general. A lo largo de esta entrada de nuestro blog abordamos todos los problemas relacionados con el riego.

Problemas derivados del riego

Uno de los errores más frecuentes que se cometen a la hora de regar las plantas, es la frecuencia. La planta reacciona de manera muy similar ante el exceso de agua y la necesidad de ella. El follaje se reblandece, los tallos se doblan y se forman manchas marrones en el centro y bordes de las hojas. Este problema se acentúa, si la cantidad de tierra es pequeña lo que provoca encharcamientos y en consecuencia, que las raíces se pudran. 

Otro problema muy común, es el uso de un agua inadecuada. Si bien la mejor opción es utilizar agua de lluvia, ya que esta es neutra y pura (no tiene químicos si se recoge fuera de zonas urbanas), en la mayoría de los casos no están fácil de obtener o supone una molestia tener que almacenarla. 

agua-de-riego

¿Por qué el agua de riego puede ser un problema?

El agua de grifo es la más empleada para regar las plantas, ya que es un recurso práctico y económico. Sin embargo, el agua del grifo tiene los inconvenientes de contener demasiado calcio, cloro y sodio, además de tener un PH elevado.

Lo que ocurre es que cuando se riega de forma continua con esta agua, a largo plazo el sustrato se alcaliniza. Esto origina un estado de carencia de nutrientes y las hojas amarillean y se caen.

¿Cómo utilizar el agua del grifo para el riego de forma correcta?

Es conveniente dejar reposar el agua 24 horas para que se evapore la mayor cantidad de cloro posible, ya que el cloro es perjudicial para el suelo y bloquea la absorción de ciertos nutrientes.

Ciertos productos líquidos y pastillas antical se añaden al agua del grifo y reducen también la concentración de cal. Después de agregarlos, es preciso dejar reposar el agua antes de utilizarla. De esta manera, se logra que la cal se deposite en el fondo.

Si no se dispone de pastillas antical, existe otra solución utilizando productos caseros. Consiste en añadir unas gotas de vinagre o el zumo de medio limón a la regadera. Ya que ambas sustancias ácidas neutralizan el exceso de cal. 

¿Se puede utilizar agua destilada para regar?

Utilizar agua pura al 100% provoca que las carencias de oligoelementos sean más intensas. Sin embargo, el agua destilada puede ser conveniente utilizarla, pero únicamente durante las últimas 2 semanas de floración.

También puedes utilizarla regularmente si la mezclas en un 50% con el agua del grifo. De esta forma la proporción de calcio, cloro y sodio disminuye, obteniendo mejores resultados que si se utiliza una de las dos aguas por separado.

Categorías: vivero

1 comentario

Elvis · enero 31, 2020 a las 2:29 am

Muy bueno el sitio. Agradezco los consejos. Y si hay alguna manera de reducir el blog, me encantaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *